buguroo Comunicaciones | Sala de Prensa

buguroo lanza funcionalidades para prevenir el Fraude de Cuenta Nueva

Escrito por buguroo | 22 de enero de 2020 7:00:00 Z

Amplía las capacidades de bugFraud, su solución insignia para la prevención del fraude online.

22 de Enero de 2020 – Madrid (España) – buguroo, el especialista en soluciones para la prevención del fraude online en el sector financiero, ha dado a conocer hoy una mejora en sus funcionalidades para permitir a los bancos identificar de forma más precisa y sencilla a los fraudsters que intentan abrir cuentas nuevas. Estas mejoras en la prevención del fraude de cuenta nueva (en inglés, New Account Fraud – NAF) se incluyen en la última versión de bugFraud, la solución anti-fraude insignia de buguroo, que utiliza la última tecnología de Deep Learning para analizar de forma continua las sesiones de onboarding de nuevos clientes, alertando en tiempo real al banco cuando el comportamiento biométrico del usuario o su contexto resulten sospechosos.

El fraude de cuenta nueva supone un reto monumental para los bancos. RSA Security estima que es 15 veces más probable que un fraude se origine en una cuenta nueva que en una con más de 30 días de antigüedad. Además, aunque el fraude de cuenta nueva representa únicamente un 0,3 % de las operaciones fraudulentas, constituye el 48 % del valor del fraude. Este tipo de fraude es lucrativo porque resulta difícil de detectar. Los fraudsters utilizan información personal identificable (IPI) mediante el robo de identidades (a veces en combinación con datos falsos para crear identidades sintéticas), con el fin de abrir numerosas cuentas bancarias o cuentas de tarjetas de crédito y retirar la máxima cantidad de dinero posible antes de desaparecer. Las cuentas nuevas también pueden utilizarse en operaciones de blanqueo de capitales.

Esta nueva versión del software añade mejoras sobre las capacidades de detección del fraude de cuenta nueva ya existentes de buguroo, que facilitan a los bancos el distinguir entre solicitudes legítimas y fraudulentas durante el proceso de onboarding, sin añadir fricción a la experiencia del usuario. bugFraud puede utilizarse como una solución independiente o como complemento hacia otras soluciones anti-fraude bancarias, como son las soluciones ID proofing o controles de biometría física, ofreciendo una  defensa holística contra la apertura de cuentas fraudulentas.

Entre las mejoras de funcionalidades se incluyen:

  • Análisis del entorno del usuario: la solución analiza todos los datos de geolocalización, dispositivos y redes para ayudar a determinar que el usuario es quien dice ser. Esto incluye alertas sobre el uso de dispositivos inesperados o conocidos por ser utilizados por fraudsters, reputación de redes y dispositivos, anomalías del software, presencia de malware y detección de sistemas automáticos o bots que tratan de hacerse pasar por clientes legítimos.
  • Controles basados en biometría del comportamiento: analizan el proceso de onboarding completo en tiempo real, evaluando proactivamente la solicitud de cada cliente en detalle para identificar cualquier acción o conducta sospechosas. Al mismo tiempo, en estos controles se comparan los patrones de comportamiento del solicitante con los de los fraudsters. Las comprobaciones incluyen la fluidez con la que el solicitante se desenvuelve durante el proceso de onboarding, su nivel de conocimientos y si sus tiempos de respuesta mental indican que están usando su memoria a corto o a largo plazo. Por ejemplo, un fraudster podría completar determinados apartados de una solicitud en menos tiempo que un cliente legítimo, bien porque ya ha completado el proceso muchas veces antes o bien porque utiliza información falsa. Por el contrario, los clientes legítimos muestran un tiempo de respuesta mental más rápido que los fraudster en campos como nombres, direcciones e información personal
  • Técnicas de detección contextualizadas: permiten a los bancos comparar la sesión de onboarding de cada cliente individual con los patrones de conducta típicos de otros usuarios legítimos, así como con el modus operandi de sus fraudsters, analizando las semejanzas y las diferencias. Gracias a la tecnología deDeep learning, estas comprobaciones contextuales se refinan y mejoran continuamente de forma automática para tener en cuenta las distintas comunidades de usuarios y fraudsters de cada banco. 

«El fraude de cuenta nueva o NAF está adquiriendo popularidad entre los ciberdelincuentes porque estos saben que a los bancos les resulta difícil detectarlos y detenerlos; algunos bancos están haciendo oídos sordos a este problema pues les preocupa más que los controles contra el fraude dificulten el proceso de onboarding de los clientes nuevos hasta el punto que los disuadan de abrir una cuenta nueva», afirma Pablo de la Riva, fundador y CEO de buguroo. «Sin embargo, el creciente coste del fraude de cuenta nueva está provocando que los bancos no puedan seguir ignorando el problema. Nuestras mejoras en la prevención del NAF se han concebido para identificar con precisión a los fraudsters en tiempo real sin impactar en la experiencia de usuario de sus valiosos clientes».

Estas funcionalidades mejoradas de buguroo para la prevención del fraude de cuenta nueva están disponibles como parte de la última versión de bugFraud, que está diseñada para identificar el fraude durante todo el customer journey de un cliente en los canales de banca digital, desde el inicio hasta el cierre de sesión, incluida la fase de onboarding. bugFraud combina la evaluación de dispositivos, la detección avanzada de malware y la biometría del comportamiento para garantizar siempre que el cliente del banco es quien dice ser y no está siendo manipulado por un fraudster.

 


Acerca de buguroo

buguroo, con sede en Madrid (España) y oficinas en EE. UU., Reino Unido, México, Brasil y Polonia, ayuda a proteger del fraude online a más de 50 millones de clientes bancarios en todo el mundo. La solución insignia para la prevención del fraude de la empresa, bugFraud, utiliza tecnología Deep learning combinada con biometría del comportamiento, evaluación de dispositivos y detección avanzada de malware para crear un perfil único de cada cliente de banca online, lo que permite a los bancos comprobar de forma continua que el usuario es quien dice ser y no está siendo manipulado por fraudsters durante su sesión. Buguroo ofrece protección frente al fraude en todo el customer journey del cliente, desde el inicio hasta el cierre de la sesión, así como durante el proceso de onboarding.

buguroo desarrolla soluciones para la prevención del fraude online desde 2015 y entre sus inversores se encuentran Ten Eleven Ventures, Seaya Ventures, Inveready Technology Investment Group y Conexo Ventures.